• Arca Análisis Económico

Ebit Macht Frei o La Utilidad les hará libres


Hubo tres eventos corporativos que captaron nuestro interés la semana anterior: el segundo round de la pelea entre Elon Musk y la Securities Exchange Commission (SEC); El parafraseo que Herbert Diess, CEO de Volkswagen, hizo de una frase acuñada durante el holocausto, en una reunión de ejecutivos de esta empresa y la más reciente interpelación a Tim Sloan, CEO de Wells Fargo, en The House Financial Service Committee del Congreso de los EE.UU.


Como es del dominio público, la SEC multó por 20 millones de dólares a Elon Musk, la cabeza más visible de Tesla, por haber publicado un tweet en septiembre de 2018, anunciando la disponibilidad de fondos para financiar la retirada de bolsa de la empresa automotriz. Este anuncio violaba de forma y fondo los estándares que deben cumplir las empresas de oferta pública al momento de diseminar información, donde lo informado no era más que una especulación a partir de la cual algunos accionistas liquidaron posiciones en la empresa. Además de la multa, pagada por la corporación, la SEC exigía que a partir de ese momento todo tweet escrito por Musk debía ser chequeado previamente por abogados corporativos para evitar la repetición de incidentes de tal naturaleza.


Sin embargo, el Sr. Musk, que pareciera ser un espíritu libre, decidió que él tenía suficiente criterio para saber cuándo usar o no los servicios de sus abogados y escribió un tweet hablando del número de vehículos a producir en el 2019,violando las exigencia de la SEC. Por cierto, esa información fue corregida posteriormente por la empresa.


El ente regulador no se puede dar el lujo de ser obviado. De allí, que la SEC solicitara a un juez federal, en Nueva York, que decretase que el Sr. Musk está en una especie de acto de desacato a la autoridad (contempt of court) al desobedecer las instrucciones dadas a Tesla, sobre las políticas comunicacionales a seguir luego del evento de septiembre pasado. El juez federal puede imponer multas o periodos en prisión para quienes sean culpables de desacato.


Gobierno corporativo: El ISS Governance QualityScore de Tesla, Inc. a partir del 1 de marzo de 2019 es 9. Las puntuaciones del pilar son Auditoría: 10; Junta: 9; Derechos del accionista: 6; Indemnización: 9. Los puntajes de gobierno corporativo son cortesía de Institutional Shareholder Services (ISS). Las puntuaciones indican el rango del decil en relación con el índice o la región. Un puntaje de decil de 1 indica un menor riesgo de gobernabilidad, mientras que un 10 indica un mayor riesgo de gobernabilidad.

Herbert Diess era considerado el individuo destinado a sacar adelante a Volkswagen gracias a su claro conocimiento de la industria automotriz, en particular del requerido para implantar un agresivo plan de reducción de costos.


El Sr. Diess trataba de enfatizar en una reunión gerencial que las marcas con mayor margen de utilidad, como es el caso de Porsche tenían más libertad de acción, y exhortaba a representantes de otras marcas del grupo a seguir su ejemplo. Ebit Macht Frei (la utilidad les hará libres) repitió en varias ocasiones, sin percatarse que esta expresión suena muy similar a “Arbeit Macht Frei” o el trabajo les hará libre, que era lo primero que leían los prisioneros al entrar en el campo de concentración de Auschwitz.


¿Estupidez, ingenuidad o carencia de olfato? Los enemigos del Sr. Diess, y en particular los sindicatos, no quieren perder la oportunidad de sacar del juego a un enemigo importante. La Familia Porsche-Piëch, el Reino de Qatar y el Estado de Baja Sajonia, que controlan el 90 por ciento de las acciones del Volkswagen, se enfrentan al dilema de dar apoyo aun gerente capaz en lo técnico y torpe en lo político o dejarlo ir para minimizar los daños reputacionales y pagar la factura de retrasar los cambios organizacionales que la empresa urgentemente requiere.


Gobierno corporativo: El ISS Governance QualityScore de Volkswagen AG a partir del 1 de marzo de 2019 es 10. Las puntuaciones principales son Auditoría: 10; Junta: 7; Derechos del accionista: 10; Indemnización: 9. Los puntajes de gobierno corporativo son cortesía de Institutional Shareholder Services (ISS). Las puntuaciones indican el rango del decil en relación con el índice o la región. Un puntaje de decil de 1 indica un menor riesgo de gobernabilidad, mientras que un 10 indica un mayor riesgo de gobernabilidad.

En el caso de Wells Fargo, el principal interés del comité de diputados, al interpelarle, es mostrar a la opinión pública que el congreso, y en particular el partido demócrata, siguen de cerca la evolución de este grupo bancario. Para T. Sloan la comparecencia no fue sencilla, sobre todo cuando el congresista demócrata Jesús Garcia intentó que el representante de Wells Fargo reconociese que el de su grupo ha sido el escándalo bancario más importante de la historia contemporánea estadounidense.

Dos años y medio después del estallido del fraude, Wells Fargo no termina de pasar la página. Seguirá operando durante el 2019 con un tope a su balance de 2 billones dólares, fijado por la FED en febrero de 2018, y se plantea la posibilidad de pagar 2,7 millardos de dólares adicionales como resultado de litigios pendientes.


A diferencia de los escándalos financieros sufridos en años recientes por J.P. Morgan o Goldman Sachs, en los que estaban involucradas agencias reguladoras y clientela corporativa, las contrapartes de Wells Fargo han sido principalmente clientes del área de consumidores, que son percibido, con mucha razón, como “débiles jurídicos”. Cambiar las percepciones de un colectivo tan variado tomará años, y en este proceso la institución no solo gastará dinero, sino que también quemará toda una generación de gerentes y empleados que tienen que lidiar con un público indignado.


Gobierno corporativo: La calificación ISS Governance QualityScore de Wells Fargo & Company a partir del 1 de marzo de 2019 es 3. Las puntuaciones principales son Auditoría: 5; Junta: 3; Derechos del accionista: 5; Remuneración: 1. Los puntajes de gobierno corporativo son cortesía de Institutional Shareholder Services (ISS). Las puntuaciones indican el rango del decil en relación con el índice o la región. Un puntaje de decil de 1 indica un menor riesgo de gobernabilidad, mientras que un 10 indica un mayor riesgo de gobernabilidad.

Las experiencias anteriores, muestran dos grandes retos que enfrentan los accionistas y tenedores de deuda corporativa que sufren patrimonialmente cuando los gerentes cometen errores. Por un lado, el cómo desarrollar mecanismos para detectar tempranamente y minimizar el impacto de conductas no éticas practicadas en distintos niveles de la organización y ese es el gran desafío que Wells Fargo ha sido incapaz de afrontar con éxito.


Por otro lado, la presencia de figuras carismáticas, muy abundantes en el mundo de la tecnología, ponen en serio peligro a los accionistas, cuando se vuelven incontrolables. Siendo justos, este es más el caso de Elon Musk que el de Herbert Diess, pero lo que si es cierto es que cuando la propiedad accionaría está concentrada en pocas manos que ponen toda su fe en un líder empresarial, y en este sentido Volkswagen y Tesla se parecen, el riesgo operativo se potencia y con él las utilidades y las potenciales pérdidas. Al fin y al cabo seguir a un líder carismático no es más que otra manera de apalancarse.

23 vistas

"La información, comentarios y análisis de nuestros especialistas tiene un carácter meramente informativo y no constituyen un análisis exhaustivo de las aspectos tratados. La información suministrada no puede ser considerada como una asesoría financiera o de inversión”

© Arca Análisis Económico

Caracas, Venezuela