• Arca Análisis Económico

Lecciones que podemos aprender de “El hombre más rico de Babilonia”


En la nota de esta semana daremos un giro de 180° para conversar sobre un clásico intemporal que trata sobre los fundamentos del dinero. Indiscutiblemente, El hombre más rico de Babilonia está entre mis libros favoritos, y casualmente esta semana, lo estaremos discutiendo en el Club de Lectura Financiera que fundé el mes pasado y que ya cuenta con más de 1180 inscritos.


Para quienes no lo conocen, El hombre más rico de Babilonia de George S. Clason es una fascinante lección de finanzas personales escrita en historias cortas y fáciles de digerir. El libro está ambientado en la antigua Babilonia y sigue la historia de Arkad -el hombre más acaudalado de todo el imperio- quien en distintos pasajes imparte su sabiduría sobre los fundamentos básicos que cimientan la creación de patrimonios.


El libro enseña que, si seguimos sus lecciones básicas, trabajamos duro (e inteligente) y además nos enfocamos en mejorar nuestras habilidades, podremos construir una gran fortuna a través del flujo de ingresos pasivos. Publicado por primera vez en 1926 con un estilo clásico de parábola y con conceptos eternos sobre las finanzas personales, las enseñanzas de “El hombre más rico de Babilonia” siguen proporcionando valor y son tan aplicables hoy en día como cuando fue escrito por primera vez. Repasemos algunas de sus principales lecciones:

· El secreto para crear riqueza es ahorrar e invertir sabiamente


¿Se han preguntado por qué algunas personas son mejores para adquirir y acumular patrimonio que otras? ¿Será porque son ahorrativos y atesoran cada centavo debajo de su colchón, mientras otros derrochan todo lo que ganan? De hecho, el secreto para crear un patrimonio significativo se encuentra en algún lugar entre estos dos extremos: no se trata de sólo acumular dinero, sino también de saber usarlo sabiamente.


Por supuesto, lo primero que se debe hacer es ahorrar. Esto significa que no se puede gastar todo lo que se gana, y, por lo tanto, tener que vivir ligeramente por debajo de nuestras posibilidades. Pero solamente ahorrar no es suficiente para hacer crecer nuestro capital. El libro destaca la necesidad de buscar oportunidades de inversión. Esto debido a que el dinero debajo de nuestro colchón o en una cuenta bancaria no aumentará su valor. En este sentido, es necesario invertir estos ahorros en algo que genere más capital, como acciones, bonos o financiando nuevas empresas a cambio de participación en las mismas. Si lo hacemos bien, este capital aumentará de valor.


Sin embargo, siempre que se haga una inversión, hay que asegurarnos de hacerlo con prudencia. Como bien comenta Arkad: confíe sus tesoros sólo a personas que sepan cómo utilizarlos. Por ejemplo, no deberíamos darle nuestro dinero a un leñador que nos diga que va a montar un negocio de diamantes. Por otro lado, dar nuestro patrimonio a un fondo de cobertura para que lo invierta sabiamente puede tener más sentido; probablemente ellos conocen el mercado mejor que la media.


· El secreto para tener éxito financiero es admitir siempre lo poco que sabes


La verdadera sabiduría está en darse cuenta de lo poco que sabes y admitirlo. El antiguo filósofo Sócrates lo englobaba en su famosa frase: "Solo sé que no sé nada". Esta filosofía también debería aplicarse cuando se aprenden cosas nuevas. Es un hecho de la vida que la adquisición de nuevos conocimientos ilumina simultáneamente más áreas de ignorancia, si elegimos observarlas.


Desafortunadamente, la mayoría de las personas no se dan cuenta de lo poco que saben, especialmente en el campo de las finanzas. De hecho, los estudios han demostrado que la mayoría de los adultos luchan por utilizar incluso fórmulas financieras básicas, como, por ejemplo, el cálculo del interés compuesto. Lo que es peor, tienden a cargar con su pequeña base de conocimientos sin detenerse a considerar todas las áreas en las que no tienen un juicio suficiente para la toma de decisiones.


Por ejemplo, recientemente en la crisis inmobiliaria, algunas personas aprendieron los fundamentos de la inversión en hipotecas de alto riesgo y pensaron que sabían lo suficiente para obtener altos retornos a través de ellas, pero fracasaron espectacularmente porque no se detuvieron para aprender más sobre su inversión. Se olvidaron de hacer preguntas sobre la sostenibilidad y el riesgo de estos instrumentos. Mi recomendación es que, si das ese paso extra y estudias finanzas, puedes aprovecharte de la ignorancia de otros que no se molestaron. Esto podría, por ejemplo, ayudarte a detectar oportunidades de inversión antes que otros y hacer negocios lucrativos con ellos.


· Sólo puedes acumular riqueza aprendiendo a través de un proceso madurado


Mucha gente sueña con hacerse rica de la noche a la mañana. Pero aparte de ganarse la lotería, hay muy pocas formas de que esto ocurra. Ganar riqueza es un largo proceso compuesto de pequeños pasos y, a menudo, más que unos pocos retrocesos.


¿Por qué la obtención de un patrimonio toma tanto tiempo? Simplemente porque el mundo está cambiando constantemente, especialmente en lo financiero. Esto significa que nunca se puede elegir una sola estrategia para la creación de capital, como invertir en una determinada acción, y sentarse a ver cómo entra el dinero. El sistema financiero es muy incierto, así que tarde o temprano algo masivo sucederá, como el colapso del mercado de valores. Esto significa que hay que adaptarse a la nueva situación y aprender nuevas estrategias de creación de patrimonio, experimentando con ellas y probablemente fallando en algunas. Y justo cuando encuentres tu próxima estrategia ganadora, algo enorme sucederá de nuevo.


Pero a medida que vayas acumulando más conocimientos a través de este proceso de experiencia y adaptación, aumentará tu capacidad general de invertir sabiamente. De hecho, este proceso es análogo a la forma en que se hace el progreso científico: los experimentos fallidos pueden ser tan útiles como los exitosos. De este modo, si se hace una inversión fallida en, por ejemplo, las hipotecas de alto riesgo, el aprendizaje que deja ésta puede servir para llevar a cabo inversiones exitosas en el mismo campo. En este sentido, lo importante es tratar que estos errores sean lo menos costosos posibles y nunca invertir dinero que no se esté dispuesto a perder en un área en la que no esté seguro.


El mensaje clave de este libro


El secreto para hacerse de un patrimonio sólido es tener la habilidad de poder vivir por debajo de nuestras posibilidades de manera tal que podamos ahorrar dinero, para luego poder invertir y que esto nos genere intereses. Igualmente, otra lección importante que nos deja este libro es la de nunca endeudarse para comprar algún activo de lujo, porque una vez que te encuentras en una deuda tan innecesaria, es muy difícil salir de ella. Si se desea desesperadamente un artículo o propiedad de lujo, pero no puedes pagarlo, ahorra para comprarlo.


Por último, y siendo reiterativo con la idea principal del libro: invierte parte de lo que ganas, sabiamente. Asegúrate de no gastar en cosas innecesarias. Ahorra e invierte una parte de lo que sea que ganes, por ejemplo, en acciones o bonos. Así el dinero comenzará a trabajar para ti, ganando intereses.


Sin embargo, es importante asegurarse de hacer esta inversión de forma inteligente. No confíes a un novato o a un aficionado tus ahorros ganados con esfuerzo. No importa lo atractiva que parezca una oportunidad, si la persona a la que le confías tu dinero es inexperta en el campo, es probable que fracase. Por lo tanto, sólo debe invertir con personas que hayan demostrado que saben lo que hacen.


Reflexiones finales


Si algo podemos destacar de este maravilloso libro es que al final, nuestro mayor activo no es el dinero, sino nuestro tiempo. En la medida en que podamos asignar una cantidad significativa de tiempo trabajando en una habilidad que pueda hacernos ganar más de lo que estamos ganando actualmente, podemos marcar una diferencia en nuestra vida.


Asimismo, responsablemente admito que no estoy ignorando el hecho que la mayoría de las personas tienen muchos compromisos y que dedicarse a realizar algo completamente fuera de su rutina puede no ser fácil. Sin embargo, considero que, si algo es innegablemente cierto, es que todos tenemos más tiempo del que pensamos. Si podemos valorar la educación más que el entretenimiento, entonces podemos pasar algunos fines de semana aprendiendo una habilidad valiosa que incremente significativamente nuestro valor neto.


A la par, considero que los conocimientos financieros también son imprescindibles si se espera crear patrimonio. Es una pena que nuestros sistemas educativos no enseñen los fundamentos de la administración financiera. Esta falencia hace que se convierta en nuestro deber buscar esta formación para mejorar nuestras destrezas. Debemos saber cómo funciona el dinero si queremos crear riqueza, al igual que necesitas saber cómo volar un avión para ser piloto. Es así de obvio.


El resto del libro está salpicado de lecciones y de perspicacia. Elija la sabiduría sobre el dinero. Pedir prestado con sensatez, ya que el uso poco inteligente de la deuda se convertirá sin duda en una carga posterior. Busca la suerte trabajando duro y aceptando la oportunidad, no esperando éxitos puntuales. Y mi favorito, "donde está la determinación, se puede encontrar el camino". Comprométete, sigue adelante y disfruta de tus éxitos.


El libro a menudo puede parecer simplista y repetitivo, pero los consejos sobre cómo ahorrar son acertados. Por su naturaleza, un libro que se sitúa en los días previos a la importancia vital que tienen hoy en día los mercados organizados va a ser escaso en detalles. Este no es el libro para leer si se busca una guía de cómo invertir en acciones o técnicas específicas para hacerle seguimiento al mercado. Más bien, este es un libro que toma un enfoque teórico para examinar la política monetaria personal.


Por último, siendo un libro que cuenta con un poco más de 100 páginas, se puede considerar que es un instrumento de lectura rápida. El hombre más rico de Babilonia es una excelente elección para aquellos que responden a la motivación cualitativa y a la narración de historias y que además sienten que no tienen sus finanzas personales en orden. Además, también es un libro particularmente pertinente para aquellos que pueden sentirse abrumados por la reciente agitación del mercado. Si este libro logra algo, demuestra que las verdades fundamentales para la creación de riqueza de la antigua Babilonia siguen siendo aplicables hoy en día y seguirán siendo aplicables por muchos años más.

Autor:

José Miguel Farías (@Jmfariasu), Gestor de Fondos de Arca Asset Management – Gerente de Mercado de MasValor Casa de Bolsa, S.A.


Fuente:

https://wealthynickel.com/lessons-from-the-richest-man-in-babylon/

https://lifeclub.org/books/the-richest-man-in-babylon-george-s-clason-review-summary

La información, comentarios y análisis de nuestros especialistas tienen un carácter meramente informativo y no constituyen un análisis exhaustivo de los aspectos tratados. La información suministrada no puede ser considerada como una asesoría financiera o de inversión.

441 vistas

"La información, comentarios y análisis de nuestros especialistas tiene un carácter meramente informativo y no constituyen un análisis exhaustivo de las aspectos tratados. La información suministrada no puede ser considerada como una asesoría financiera o de inversión”

© Arca Análisis Económico